Aunque no los veamos, están ahí. Los campos electromagnéticos nos rodean y son especialmente fuertes en torno a los equipos conectados. Lo malo: es muy complejo visualizarlos. Dos diseñadores del Copenhagen Institute of Interaction Design (Dinamarca) lo han intentado utilizando un smartphone para captar la intensidad de los campos electromagnéticos. Fotografiando a larga exposición las luces del móvil, el resultado es tan efectivo y fascinante como el del vídeo.

Tal y como explican los responsables del proyecto, "los campos electromagnéticos (EMFs, en inglés), son particularmente potentes alrededor de los equipos con componentes eléctricos y mecánicos. Utilizando fotografías a larga exposición y animación en stop-frame, intentamos pintar con luz los EMFs alrededor de objetos como un portátil".

Un teléfono Android con una app desarrollada por ellos mismos muestra en la pantalla señales de luz al interactuar con los campos electromagnéticos. Todo eso fotografiado a larga exposición y con mucha paciencia, hacen visibles las misteriosas ondas que nos rodean. [Vimeo vía Creators Project]