Los Sony MDR-1000X son unos todoterreno. Tienen el mejor sistema de cancelación de ruido de su clase, un sonido excelente, buen diseño y docenas de funciones asociadas a su aplicación. Los nuevos Sony WH-1000xM2 tienen todo lo bueno de los 1000X, algunas mejoras, y encima son $50 más baratos.

No diría todo esto sobre esta familia de auriculares si no los conociera a fondo. Llevo años probando docenas de auriculares y puedo confirmar que los MDR-1000X son excelentes en su categoría. Mejorarlos parece un poco como echar más guindas a una tarta que ya es deliciosa. Sin embargo, Sony ha tenido el acierto de seleccionar un abanico de nuevas funciones especialmente atractivas.

Advertisement

En primer lugar, han mejorado la cancelación de ruido. No solo es más potente, sino que se adapta mejor al sonido ambiental gracias a un nuevo sistema de control inteligente que Sony ha llamado Sense Engine. En la práctica, esta tecnología implica que, por ejemplo puedes bloquear ruidos fuertes y al mismo tiempo seguir oyendo si alguien se te acerca y habla. Sense Engine funciona gracias a dos micrófonos, uno situado dentro de los auriculares y el otro en la parte exterior. Un tercer sensor de presión ambiental es especialmente útil a la hora de usar los auriculares en un avión.

En segundo lugar está la aplicación, que incorpora su propio ecualizador con diversos posibles escenarios predeterminados y una función llamada Posición de escucha que permite ajustar la dirección desde donde nos llega la música o el sonido. Con ella se puede, por ejemplo, escuchar la música desde un lado y seguir escuchando la voz de un amigo en el extremo contrario.

Advertisement

Los MDR-1000X costaban 400 dólares. Los nuevos auriculares Sony WH-1000xM2, con todas sus pequeñas mejoras, costarán 350 cuando estén disponibles en septiembre. Hasta que los probemos más a fondo no podemos emitir un juicio completo, pero si tan solo han logrado hacer los mismos auriculares 50 dólares más baratos ya es una buena noticia.