Los teléfonos móviles no solo son plástico, silicio y cristal. En su interior llevan pequeñas cantidades de elementos químicos (generalmente metales) que se encuentran en muy pocas cantidades en la naturaleza. Un reciente estudio de la Universidad de Yale confirma que, además, no hemos encontrado materiales sustitutivos para ninguno de ellos.

El departamento de estudios medioambientales de la universidad ha analizado los elementos que podrían sustituir a 62 de los metales y metaloides más raros que actualmente se usan en la fabricación de teléfonos móviles en una escala de excelente a pobre. El resultado es bastante desesperanzador. Ni uno solo de los posibles sustitutos tiene una efectividad equivalente, y 12 de estas sustancias no son reemplazables por ningún material que conozcamos en la actualidad.

La co-autora del estudio, Barbara Reck, señala que, "en base a los resultados, es poco probable que la sustitución de materiales pueda solucionar problemas potenciales en la cadena de suministro para cualquier metal de la tabla periódica de elementos".

Advertisement

Eso es un problema. Si cogemos, por ejemplo, el disprosio, con número atómico 66, su ratio de sustitución es de los más bajos. Primero, se está acabando en la naturaleza, donde no existe de forma aislada, sino en compuestos junto con otros materiales; segundo, sus propiedades magnéticas únicas son también fundamentales en el desarrollo de tecnologías verdes, coches eléctricos y turbinas eólicas... además de para tu smartphone. Es decir, no solo es un material raro y escaso, tampoco tiene sustituto claro. Un doble problema.

Incluso materiales más comunes como el cobre o el plomo son complicados de sustituir, pero en el caso de los metales raros que se utilizan en telefonía móvil, como el disprosio, la situación es algo más preocupante, porque se calcula que sus reservas podrían comenzar a escasear en 2020. El reciclaje, en este sentido, será fundamental para ralentizar el proceso mientras encontramos algún tipo de sustituto sintético. [Yale vía Ars Technica]

Foto: NorGal / Shutterstock