Si Red Bull lanzó a Felix Baumgartner al vacío desde un globo en la estratosfera, Monster, la otra bebida energética, no quiere quedarse atrás. Hace poco organizó un reto junto a Mini y otras marcas: lograr la primera vuelta de campana hacia atrás (backflip) de un coche sobre la nieve. Al volante, el piloto profesional Guerlain Chicherit. No es lo mismo que tirarse desde el (casi) espacio, pero no está nada mal. Y lo consiguió. El vídeo de arriba, rodado en Francia, no solo está fantásticamente producido, también muestra la proeza. 

Guerlain Chicherit intentó hacer lo mismo hace poco en otro escenario, sobre asfalto, tal vez como práctica, y aunque no se muestra el final, suponemos que también lo consiguió. Según Mini, esta es ahora la primera vez que se realiza sobre la nieve, con un coche y con éxito.

Advertisement

Gran campaña, también para Monster, que probablemente intenta pasar página respecto a la investigación que pende sobre las bebidas energéticas y sus posibles efectos adversos sobre la salud.