La imagen sobre estas líneas parece un lienzo abstracto, pero en realidad son una representación estadística de ocho horas de trabajo. Los trazos han sido generados por un curioso programa que funciona en segundo plano registrando los movimientos del ratón durante un período de tiempo.

Las líneas rectas corresponden a desplazamientos del ratón entre dos puntos, mientras que los puntos de distinto grosor son lugares donde el cursor se ha detenido o ha hecho clic. Después de ocho horas de trabajo con Chrome, el resultado es digno de exponerse en un museo Guggenheim.

Si os pica la curiosidad o el gusanillo artístico, podéis descargar vosotros mismos la aplicación y dejarla que registre vuestros clics durante el trabajo o durante un videojuego. Se llama IO Graph y, aunque no es nada nuevo en internet, puede tener usos interesantes si le damos una vuelta. [IOGraphica]