Los nuevos iPhone 6 y 6 Plus tienen una pantalla mucho más generosa que el actual. De eso no hay duda. También son más finos, pero no tanto como quiso dar a entender una de las imágenes de la presentación de Apple ayer.

El iPhone 5s tiene 7,6 milímetros de grosor. Por su parte, el iPhone 6 presume de solo 6,9 milímetros, y su hermano de 5,5 pulgadas, el iPhone 6 Plus, de 7,1 milímetros. Entre el 5s y el 6 hay un recorte del 9% de grosor. Sin duda es una cifra elogiable.

Advertisement

Sin embargo, y como apuntan en Quartz, una de las fotografías que Apple utilizó durante la presentación podía dar lugar a equívoco muy fácilmente. Fue la que mostró Phil Schiller comparando el iPhone 5s, 6 y 6 Plus de perfil. Los bordes curvos y la iluminación utilizada en esa diapositiva hicieron que los nuevos iPhone pareciesen a simple vista, según cálculos de Quartz, hasta un 30% más finos de lo que en realidad son. Si lo pensamos bien, la diferencia entre el 5s y el 6 es de solo 0,7 milímetros. Muchos no notarían la diferencia si el diseño de los tres teléfonos fuera idéntico.

Por supuesto, eso no le quita mérito al grosor de los nuevos teléfonos, pero es mejor no ir a la Apple Store pensando que vamos a encontrar un iPhone con el grosor de poco más que una lámina de papel. Que es lo que parecía en la diapositiva que vimos ayer. Cazado. [vía Quartz]

Foto apertura: Getty Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)