Imagen: Alex Cranz/Gizmodo

Comparar el rendimiento de los procesadores sin tener en cuenta cosas como la velocidad de las memorias o la duración de la batería es como medir los megapíxeles de una cámara y nada más, pero seamos sinceros: cuando te compras un portátil de $2400 quieres lo mejor del mercado.

Advertisement

Si te compras un nuevo MacBook Pro de 15 pulgadas tendrás el mejor Mac de la historia en términos de diseño, pantalla y rendimiento en general, pero no tendrás el Mac más rápido en términos de potencia bruta.

Según geekbench, el MacBook Pro de 2016 queda por detrás tanto del MacBook Pro de 2015 como del MacBook Pro de 2014 en las pruebas de CPU. Y es que el procesador Intel Core i7-6920HQ por el que ha optado Apple para su último lanzamiento es más lento que el procesador Intel Core i7-4980HQ de los modelos anteriores. El dato es más un reflejo de la evolución del mercado de procesadores que algo de lo que preocuparse.

Advertisement

Al fin y al cabo, el nuevo MacBook Pro viene con los SSD más rápidos del catálogo de Apple: pueden escribir a más de 1400 MBps, frente a los 700 MBps de los modelos anteriores. Eso debería equilibrar las cosas en un uso real de los nuevos ordenadores de Apple. [geekbench vía niw]