Superada la presentación de los nuevos teléfonos de Google (y un puñado de productos más), es hora de enfrentarlos con la competencia.

Olvidémonos de la marca Nexus y de su historial de teléfonos asequibles. Lo nuevo de Google compite directamente con la gama alta del mercado. Es más, el Pixel está inspirado en un dispositivo muy concreto: el iPhone. Con Android Nougat, Google Assistant, productos en la nube como Google Photos y su potente inteligencia artificial, Google quiere competir mano a mano con la coherencia y el refinamiento al que nos tiene acostumbrados el ecosistema de Apple. Para ello, la compañía de Sundar Pichai ha puesto toda la carne en el asador con un teléfono que destaca por su cámara.

Dentro de Android, los nuevos Google Pixel y Pixel XL rivalizan con el imponente Galaxy Note 7 (cuando vuelva definitivamente a las tiendas), el nuevo Xperia XZ de Sony y lo último de Huawei, el potente P9. También está ahí el Nexus 6P, el predecesor que previsiblemente bajará de precio.

Haz clic aquí o pulsa sobre la lupa para descargarte la tabla comparativa.