Nuevos análisis sobre el comportamiento de agujeros negros a millones de años luz de distancia han revelado algo que desconocíamos: los agujeros negros de menor tamaño son igual de destructivos, o más, que los supermasivos. Las conclusiones del estudio, publicadas en Nature, pueden re-escribir buena parte de lo que conocíamos sobre estos fenómenos espaciales.

Astrónomos han observado un agujero negro en una galaxia a 22 millones de años luz de distancia que es increíblemente brillante y energético. Hasta ahora se daba por hecho que este agujero negro, llamado M101 ULX-1 (dentro de la galaxia Messier 101), era del tipo supermasivo. Pero los nuevos datos muestran que en realidad es realmente pequeño.

Advertisement

Hay varios tipos de agujeros negros. Están los supermasivos, los que se encuentran en el núcleo de una galaxia. Son absolutamente enormes, como su nombre indica, con una masa 1.000 millones de veces superior a la del Sol. Luego están los agujeros negros de masa estelar, con masa comparable a la del Sol. Entre medias están los agujeros de tamaño medio (IMBH, en sus siglas en inglés), entre 10 y 100 veces la masa del Sol.

Por su parte, los conocidos como micro-agujeros negros se caracterizan por sus rayos X de alta energía, frente a los de mayor tamaño que emiten rayos X de baja energía. Esto nos lleva al agujero negro mencionado, el M101 ULX-1, que se caracteriza por rayos X de baja energía pero una iluminación increíblemente brillante, algo que no se creía posible.

Advertisement

Los astrónomos pensaban que el M101 ULX-1 era un agujero negro de tamaño medio, pero nuevas observaciones muestran que en realidad se trata de uno muy pequeño, solo 20 0 30 veces más las masa del Sol.

¿Qué significa todo esto? Básicamente que lo que sabíamos sobre agujeros negros necesita ser re-escrito. Una teoría sobre la potencia de este agujero negro es que está acompañado de una estrella (como se ve en la ilustración justo encima). La combinación de ambos objetos podría causar sus exageradas emisiones. Pero hasta ahora es un misterio para los astrónomos saber por qué un agujero negro tan "diminuto" como el M101 ULX-1 cuenta con semejante iluminación y potencia destructiva. En lo que respecta a estos fenómenos espaciales, está casi todo por descubrir. [vía Nature y io9]

Imágenes: Ji-Feng Liu