Imagen: Stefano Benazzi / American Journal of Physical Anthropology

Si te da miedo ir al dentista hoy, imagínate hace 13.000 años cuando no existían los analgésicos y los empastes se hacían con piedras afiladas y betún. En serio: un grupo de antropólogos italianos ha encontrado evidencias de que los rellenos dentales ya existían en la Edad de Hielo.

Los investigadores utilizaron diferentes técnicas microscópicas para examinar de cerca el interior de dos molares superiores que habían sido desenterrados de una parte montañosa de la Toscana hace 20 años. Lo que encontraron parece un intento primitivo de empaste dental.

Advertisement

Por un lado, hay un agujero grande perforado en cada diente, lo que indica que algún tipo de operación tuvo lugar, probablemente a través de un proceso agónico de extracción del tejido pulpar con piedras afiladas. Por otro, el análisis al microscopio reveló signos de desgaste interno, lo que sugiere que la operación ocurrió cuando el paciente todavía estaba vivo.

Aunque los agujeros ahora están vacíos, los científicos pudieron recuperar muestras que dan a entender la composición de esos antiguos rellenos. El dentista prehistórico habría llenado las cavidades con pelo, paja y betún (una sustancia del alquitrán que se usaba para unir herramientas).

Los dientes datan de hace 12.740 - 13.000 años, o sea que son anteriores a la agricultura generalizada. Una vez que los seres humanos comenzaron a cultivar granos y otros carbohidratos, las caries y demás problemas dentales empezaron a aparecer con mucha mayor frecuencia. Los hallazgos han sido publicados por la American Journal of Physical Anthropology.

[American Journal of Physical Anthropology]