Un grupo de científicos e investigadores ha descubierto los restos congelados de un mamut que fue matado por un cazador hace más de 45.000 años, en un lugar donde se supone el ser humano no había habitado sino hasta miles de años más tarde. Este descubrimiento podría cambiar la historia de la humanidad y cómo llegamos al Ártico y a América mucho antes de lo que pensábamos.

El estudio, publicado por el arqueólogo Vladimir Pitulko en conjunto con la Academia de Ciencias Rusa, fue publicado hoy en la revista Science, y básicamente coloca a los primeros humanos en el círculo ártico 10.000 años antes de lo que hasta ahora pensamos.

Advertisement

Y es que estudios anteriores indicaban que el hombre hace 45.000 años no había pasado de una latitud de 55 grados norte, y el cadáver de este animal fue encontrado a una latitud de 75 grados norte, en pleno círculo ártico de Siberia, con marcas de haber sido matado por armas hechas por el hombre.

Exactamente, los restos del mamut (que fueron descubiertos en 2012) mostraban abolladuras, agujeros e incisiones distintas a lo largo de las costillas, escápulas y cuello del animal, además de la mandíbula rota. Estas son heridas comunes hechas por lanzas y “proyectiles” arcaicos que utilizaban los cazadores de hace varias docenas de miles de años.

Sponsored

Fotografía: Science Mag.

Gracias a un análisis de radiocarbono (técnica que analiza las propiedades de carbono para encontrar la edad aproximada a la materia orgánica presente dentro de los huesos de un animal o restos humanos), han determinado que el mamut tiene 45.000 años de edad, y esto cambia la manera en la que los científicos entienden la migración humana hacia América. Según Pitulko:

“Ahora sabemos que había población humana desde Siberia hasta el círculo ártico hace unos 50.000 años. Esto hace que podamos haber llegado a los lados más remotos del planeta para entonces [como América] mucho antes de loq ue pensamos.”

La diferencia de apenas unos 1700 kilómetros entre donde se pensaba que habían llegado los humanos hasta entonces, y estos nuevos datos, puede parecer poca sobre papel, pero abre la puerta a la posibilidad de que el hombre llegara a América del Norte mucho antes de lo que se sabía, y por ende, se expandiera por todo el continente americano. Por ahora, la primera evidencia de humanos en América data de hace unos 15.000 años, pero esto podría cambiar. [vía Science]

Foto de portada: Science Mag.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)