El Nissan ZEOD RC que correrá las 24 Horas de Le Mans no tiene espejos retrovisores. En su lugar utiliza el sistema de cámaras de alta definición con pantalla que la compañía va a instalar en sus modelos de calle. La diferencia es que, en este bólido (el primero de su clase según Nissan), el espejo ofrece datos de realidad aumentada sobre la carrera, y es genial.

La pantalla está justo enfrente del piloto, con lo que no hace falta desviar tanto la vista. Aparte de la imagen real panorámica de lo que tenemos detrás del coche, el espejo electrónico cuenta con un sistema de realidad aumentada que muestra iconos en la posición del resto de coches. Los datos de posición no dependen de ninguna conexión, sino de un radar integrado junto a la cámara.

Advertisement

Los iconos aumentan de tamaño a medida que se acercan y, si nos adelantan, muestra con una flecha por qué lado del coche lo están haciendo. Casi como un videojuego. El sistema elimina completamente los ángulos muertos, y reduce mucho la posibilidad de error derivado de no estar seguros de dónde están los rivales. [vía Nissan News]

Fotos: Nissan

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook oGoogle+ :)