Primero limpió la superficie, luego la martilló, más tarde hizo un pequeño agujero de prueba, luego otro más grande y ahora, por fin, la Mars Curiosity ha recogido con éxito las primeras muestras de roca marciana extraídas de ese último agujero realizado en la superficie de Marte. Todo un logro. La NASA ha confirmado que la operación ha sido un éxito y las muestras ya están en el interior del robot listas para ser analizadas.

Según científicos del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, "ver el polvo depositado en la cuchara nos permite verificar que el taladro ha recogido una muestra de forma existosa. Hemos estado trabajando en esto durante años", dicen.

Advertisement

El agujero que realizó el taladro de la Mars Curiosity en la superficie de una roca de Marte tiene 6,4 centímetros de profuncidad. Tras recoger las muestras y depositarlas en la cuchara, el robot las analizará en su interior.

Antes tendrá que agitarlas sobre una especie de colador (el sieve en la foto debajo) para filtrar las partículas mayores de 150 micras. Una vez analizadas, enviará la información a la Tierra. Pronto conoceremos los resultados que, entre otras cosas, podrían confirmar si hubo o no condiciones ambientales húmedas en la zona. [NASA]