Mucho antes del CGI y los efectos visuales en las películas, los responsables de contar estas historias debían construir impresionantes sets que se sintieran vivos, reales, y algunos eran enormes, impactantes y muy costosos. Estos son los sets más grandes jamás construidos para hacer cine.

Por supuesto, hoy en día es raro que un director se arriesgue o invierta construyendo un imponente set. Hay sus excepciones, sí, pero normalmente solo basta con hacer una pequeña parte del escenario y lo demás crearlo usando una computadora, forrando de tela verde todo el rodaje.

Por eso, la gran mayoría de los sets más impactantes que se hicieron en la historia del cine se realizaron hace varias décadas. Clásicos como Ben Hur y Cleopatra son algunos ejemplos, aunque más reciente, la famosa escena de la autopista en Matrix: Reloaded o la escena del tren en Inception, también fueron elaboradas de forma real, como en los viejos tiempos.

Advertisement

Ben Hur (1959)

Ben Hur es un clásico protagonizado por Charlton Heston, y su escena más mítica es la de la arena de carruajes romana, que fue construida por completo por el equipo de producción y medía nada menos que más de 600 metros de largo.

Gangs of New York (2002)

La obra de Martin Scorsese pudo ser elaborada por completo mediante CGI, pero el director no lo quiso así, al menos no en su totalidad. La plaza de la ciudad de esta película fue construida y medía 250 metros de largo por 250 metros de ancho. El fondo sí fue “rellenado” mediante CGI para dar visión panorámica.

Sponsored

Cleopatra (1963)

Este imponente set constaba con dimensiones de unos 500 metros por 350 metros, por lo que la belleza de Elizabeth Taylor no era lo único que maravillaba en la película.

Los Goonies (1985)

La mítica escena del barco pirata en la película escrita por Steven Spielberg contó, realmente, con un barco pirata, hecho a la medida para el rodaje. Medía más de 32 metros de largo y lamentablemente al finalizar la producción fue destruido, dado que nadie quiso comprarlo.

Intollerance (1916)

La película más antigua de la lista. Esta obra maestra del cine mudo no escatimó en gastos para la producción de su set cuando rodaban la escena de la gran muralla de Babilonia, que recrearon de una forma impresionante, con más de un kilómetro de longitud y 30 metros de alto, lo que tuvo un costo de unos 2.5 millones de dólares.

Titanic (1997)

La réplica del crucero que hicieron para la película era tan grande que no cabía en ningún estudio, por lo que la hicieron en la cota mexicana. Con dimensiones de más de 240 metros de largo por 27 de ancho, era una réplica impresionante del famoso crucero que nunca llegó a su destino.

10 Mandamientos (1923)

Otro clásico que resultó bastante costoso. El set de la Ciudad del Faraón en esta película del año 1923 medía unos 40 metros de alto por más de 219 de ancho, y tuvo un costo de poco más de 1 millón de dólares. Eso sí, esta ciudad faraónica no fue construida por esclavos.

Batman (1989)

Tim Burton quiso que su versión de Ciudad Gótica se sintiera real, muy real, por lo que construyó una ciudad completa dentro de los estudios, de unos 380.000 metros cuadrados, con calles y callejones listos para que circulara el Batmobile.

Waterworld (1995)

Este set de más de 12.500 metros cuadrados constaba en su mayoría de agua. Su producción fue extremadamente costosa, superando los 20 millones de dólares, pero el set lograba justamente lo que el director quería crear: la impresión de un mundo que conocíamos se encontraba sumergido bajo el agua, y quedaban pocos sobrevivientes en la superficie.

Metropolis (1927)

El último clásico de la lista se inspiraba en una ciudad futurista de la ciencia-ficción, por lo que sus productores quisieron hacerla realidad, y el set terminó contando con una edificación de más de 5.500 metros cuadrados.

Matrix Reloaded (2003)

La mítica escena de la persecución en Matrix Reloaded se grabó en una autopista que construyeron para la película, de más de 2.4 kilómetros de largo. Los hermanos Wachowski creían que el CGI no era suficiente para esta escena, y ya conocemos cual fue el maravilloso resultado de su ambición. Eso sí, tardaron 3 meses en grabarla.

El Hobbit (2012)

Es innegable que Peter Jackson siguió, en gran parte, los pasos de George Lucas en cuanto a CGI en su última trilogía, la del Hobbit. Pero la Comarca es real, o mejor dicho, está realmente construida en Nueva Zelanda y mide unos 48.000 metros cuadrados, capacitada para dar techo a 37 familias de hobbits e incluso cuenta con su propio puente y una posada. Es una de las atracciones turísticas más populares en todo este país.

[vía /Film - Listverse - io9 - Wallpaper Direct]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)