Imagen: Jeff Chiu / AP

La expansión de la red de supercargadores de Tesla en España y México viene con un precio a pagar. Hasta ahora, los usuarios del Model S o el Model X podían “repostar” en los distintos puntos de carga ultrarrápida de Tesla de manera gratuita. Para nuevos clientes, la recarga va a costar dinero.

Advertisement

Se acabó el chollo. Sabíamos que el Model 3 no tendría recargas ilimitadas, pero un comunicado de Tesla hace extensible el cambio a todos los modelos comprados a partir del 1 de enero de 2017. La buena noticia (por decir algo) es que todos los coches vendrán con un crédito de 400 kWh, el equivalente a unos 1.600 kilómetros de viaje, que se renovará gratis cada año.

A partir de 400 kWh, los supercargadores de Tesla aplicarán “una pequeña tarifa que se cargará incrementalmente y costará menos que llenar un coche similar de gasolina”. Esta nueva tarifa puede “fluctuar con el tiempo y variar regionalmente en función del coste de la electricidad”. En algunas regiones, como México, podrían seguir siendo gratis por un tiempo.

Advertisement

Tesla niega que vaya a usar los supercargadores como una nueva forma de obtener ganancias. En cambio, usará los nuevos ingresos para expandir la red a medida que prepara la llegada del Model 3. Los coches entregados antes de abril del año que viene seguirán teniendo recargas ilimitadas en cualquiera de los 4.600 supercargadores repartidos por el mundo. [Tesla]