Amy Pascal, co-presidenta de Sony Pictures, deja su puesto tras los hackeos. Es una secuela más de los ataques informáticos, en principio atribuidos a Corea del Norte, que durante el pasado mes de diciembre tuvieron en jaque a la compañía. No abandonará la compañía, sino que comenzará una nueva productora bajo el auspicio de Sony Pictures. [vía The Wrap]

Imagen: AP