Mario + Rabbids Kingdom Battle es el último añadido a esa reducida lista de videojuegos que, tímidamente y sin armar mucho escándalo, consiguen superar por completo las expectativas iniciales. Queda poco para Mario Odyssey pero, hasta entonces, este es el mejor Mario que puedes jugar en Nintendo Switch.

De qué va

Si has jugado a XCOM probablemente no te haga falta ninguna explicación adicional. Es lo mismo, pero con los Rabbids y demás personajes del universo Mario. Si no, la manera más sencilla de definirlo es como un juego de exploración y combate por turnos en el que, con un equipo de tres personajes, tienes que derrotar a una serie de enemigos repartidos en un mapa cuadriculado.

Para conseguirlo, se utilizan toda una serie de habilidades, armas disparatadas, combos y estrategias. Uno de los mejores aciertos de Mario + Rabbids Kingdom Battle es la infinidad de posibilidades y combinaciones existentes para resolver un solo nivel.

Advertisement

Por ejemplo: puedes utilizar a tus compañeros de equipo para “saltar” a modo de trampolín sobre ellos y alcanzar zonas más alejadas o más elevadas. Durante su turno, cada personaje puede moverse, disparar o utilizar una habilidad.

No importa el orden, así que puedes colocar a Mario en un lugar, aprovechar a Rabbid Luigi (la versión Rabbid del personaje) para saltar sobre él y alcanzar una cornisa, utilizar una habilidad que potencia el daño de vuestras armas y acabar desde ahí con un enemigo que estaba parapetado un poco más lejos.

Advertisement

Es algo difícil de percibir hasta que pruebas el juego pero la cantidad de combos y de posibilidades es tan variada que hace que te sientas un genio cada vez que logras encadenar un combo de habilidades, movimientos y ataques. Este vídeo de mis compañeros de Kotaku (en inglés) lo resume bien:

Entre batalla y batalla (cada batalla es un nivel) se encuentra la otra parte importante de Mario + Rabbids Kingdom Battle, la exploración clásica de cualquier título de Mario. Hay tuberías que llevan a lugares especiales, puzzles, pasadizos secretos, puertas secretas y laberintos con paredes que aparecen y desaparecen. Al final de cada recoveco suele haber bien un arma nueva o bien un coleccionable, desde canciones de la banda sonora a modelos 3D de cada personaje.

Por qué es un buen juego

Hay muchas cosas en Mario + Rabbids Kingdom Battle que hacen clic de la manera adecuada. La principal: se nota desde el minuto uno que, aunque la batuta del desarrollo la ha llevado Ubisoft, está hecho por fans acérrimos de Nintendo y de Mario. Su director creativo, de hecho, se puso a llorar en medio del E3 cuando Miyamoto puso el juego por las nubes. Aunque aislado, es un detalle que corrobora la cantidad de pasión y minucia que hay en Mario + Rabbids Kingdom Battle.

El arma de Luigi, por ejemplo, es la aspiradora de Luigi’s Mansion, las animaciones de los personajes mientras esperan su turno, la personalidad que rezuma cada uno de ellos o la variedad de detalles en los mapas consiguen darle al juego ese encanto tan propio y tan característico de los títulos de Nintendo.

Pero, por encima de todo, Mario + Rabbids Kingdom Battle es entretenido, extremadamente entretenido. Siguendo también la estela de muchos de juegos de Nintendo, a pesar de sus mecánicas simples esconde una jugabilidad que es capaz de entretener igualmente a un niño de 8 años que a un adulto de 30. Los mapas están bien diseñados y tienen la duración adecuada, cada mundo (hay 4 con 10 niveles cada uno) tiene una personalidad única y bien definida y la historia, aun simple como en cada título de Mario, es lo suficientemente variada.

Es, además, el juego que hasta la fecha más he disfrutado jugando en modo portátil en la Nintendo Switch (seguido de cerca por Mario Kart 8). Con Zelda Breath of the Wild siempre tenía la sensación de querer jugarlo de manera reposada sentado en el sofá y, aunque agradecía los periodos en los que podía jugar en movilidad, no eran me aportaban lo suficiente.

Por su estilo de juego, Mario + Rabbids Kingdom Battle requiere un ritmo mucho más pausado, los sticks se mueven menos y las neuronas se usan más. Al no tener que estar apuntando, esquivando, disparando o acelerando (como en Zelda o en Mario Kart) es genial jugarlo mientras vas en el tren o en coche.

No lo compres si...

Es complicado encontrarle pegas mayores a Mario + Rabbids Kingdom Battle pero rehúyelo si, sobre todo, no te gustan los juegos de estrategia. Es un juego de acción, hasta cierto punto, pero lo que realmente va a llevarte al final de cada nivel y del juego es utilizar la cabeza, no los gatillos.

Léeme:

  • Es un juego de Mario desarrollado por Ubisoft, no Nintendo, sorprendentemente bueno y entretenido.
  • La banda sonora es genial
  • Incluye un modo cooperativo local.
  • Fácil de jugar, fácil de completar y de rejugar.
  • El espíritu de los juegos de Mario bien entendido.