Aunque para el espectador medio probablemente pasó desapercibido, Avengers: Age of Ultron tenía un giro interesante: Quicksilver y Scarlet Witch (La Bruja Escarlata) son resultado de un experimento y no mutantes parientes de Magneto, cómo se había indicado en comics. Ahora, Marvel ha resuelto su origen de una vez por todas.

La verdadera trama aparece publicada en el volumen número #4 de Uncanny Avengers, que se publica la semana que viene y ha aparecido antes en ComicVine.

Según recoge iO9, Wanda (Scarlet) y Pietro (Quicksilver) Maximoff son hijos de Django y Marya Maximoff (cuyo final sabrás si has visto la película), pero en lugar de ser mutantes debido al parentesco con Magneto son, efectivamente, resultado de un experimento. Esos experimentos son los que le dieron a Wanda y a Pietro los poderes de niños pero fueron devueltos de nuevo a sus padres, creando la confusión.

Uno de esos hilos de ovillo tan marvelianos que además se complican aún más cuando se cruzan con las películas. Pero el resumen es, en esencia, que nada cambia: Scarlet y Quicksilver siguen teniendo los mismos superpoderes, van a formar parte de Avengers y van a seguir formando parte del universo de superhéroes de Marvel. Sólo espero que no les cambien sus orígenes (por tercera vez). [vía io9]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)