Más que un juguete: el papel del Lego en un laboratorio de entomología. Investigadores del Museo de Historia Natural, en el Reino Unido, desarrollaron estos soportes para lograr manipular insectos sin dañar los especímenes. Tienen tres variantes diferentes y se pueden personalizar dependiendo del tipo de insecto que se esté analizando. Este diseño les permite moverlos y girarlos en todas direcciones y también los mantiene estables bajo el microscopio.

Decidieron diseñar estos soportes ya que los que se encuentran en el mercado no suelen enfocarse en preservar el espécimen y aquellos que pueden fabricarse en casa son complicados de usar o están hechos de materiales que son difíciles de conseguir. Y así fue como crearon esta versión hecha de Legos, incluso utilizaron el software de diseño de Lego para conectar las partes antes de generar los modelos reales. Más imágenes de los diseños y el proceso de construcción aquí. [vía ZooKeys]