Si ya es difícil lograr que un niño coma sin convertir la mesa en un parque para jugar, McDonald's nos lo pondrá aún un poco más difícil. La popular cadena de comida rápida y la agencia de publicidad DDB Singapur han ideado unas etiquetas NFC que convierten las mesas de estas hamburgueserías en pistas de carreras para móviles equipados con esta tecnología.

Basta descargar una sencilla aplicación para elegir un coche, y circular virtualmente por la superficie de la mesa. Cada etiqueta sirve para dar vida a un segmento del circuito. La compañía ha comenzado a instalar estas mesas inteligentes en algunos de sus establecimientos de Asia, aunque aún no está claro si harán la iniciativa extensiva a otros países. [YouTube vía Taxi]