El que para muchos ha sido el mejor software musical para PC de la historia, 'murió' oficialmente el pasado 20 de diciembre. Unas tres semanas después, la compañía de audio digital Radionomy compró Winamp y la aplicación resucitó de entre los muertos. El evento nos ha hecho decidir revisar de nuevo el programa para ver cómo se ha adaptado a los nuevos tiempos. Te sorprenderá lo mucho que puedes querer a un 'zombie'.

¿Qué es?

¡Es Winamp! ¡El único reproductor musical que tiene una llama como mascota! La primera versión apareció hace 17 años, pero la versión actual (5.56) es algo más joven, con solo diez añitos a sus espaldas. Se trata de una versión algo más simple, pero con una completa serie de funciones multimedia que solo podían haber sido concebidas en otra época. Ahora tiene nuevos propietarios y, por alguna razón, sigue desafiando a la muerte.

¿Por qué es importante?

De acuerdo, Winamp es muy viejo y ya no es tan popular, pero ya que se la ha concedido una nueva oportunidad, creemos que nosotros debemos darle la nuestra. Por si esto fuera poco, resulta que, pese a su edad, funciona muy bien y merece la pena que siga existiendo.

Diseño

El diseño original de Winamp ya era retro incluso cuando apareció por primera vez. Es como meter iTunes y GeoCities en la batidora. Incluso las pieles más modernas, tienen un regusto a producto antiguo. Pese a ello, no podemos decir que sea un mal diseño. Puede no ser de nuestro gusto o parecer hilarantemente fuera de fecha, pero es bueno.

Además, si eras de los que pasaban horas personalizando la apariencia de Winamp, te gustará saber que todas esas opciones siguen ahí, incluida una función nativa de cambio de color cuyos resultados solo podemos calificar de horribles, pero extrañamente fascinantes.

Advertisement

Todo esto no es más que la punta del iceberg en personalización. En el sitio web de Winamp sigue habiendo una enorme cantidad de plugins con los que cambiar la apariencia de la aplicación o añadir nuevas visualizaciones a pantalla completa, una de las funciones que más llamaba la atención hace años.

Usando Winamp

Winamp no solo parece antiguo en su diseño, también lo parece en sus funciones. No queremos decir con eso que funcione mal, sino que muchas de sus habilidades pertenecen a otra época. En el lado negativo, por ejemplo, su curva de aprendizaje es notablemente mayor que la de las aplicaciones musicales de hoy. Importar la librería desde una carpeta es sencillo, pero acabaréis invariablemente perdidos entre un montón de menús y opciones intentando averiguar cómo se hace cada cosa. Cada módulo tiene su propio menú. No creáis que es tan sencillo como sugieren las capturas de pantalla.

Además, si nos perdemos en algo, la ayuda que nos puede prestar la documentación será poca, porque no está actualizada. Intenté, por ejemplo, conectar el nuevo Nexus 5 (con aplicación de Winamp para Android incluida) y la documentación, nada sorprendentemente, no incluía al nuevo vástago de Google. En su lugar había reliquias como el Creative Nomad, y el Zen Micro, o protocolos como ActiveSync para dispositivos Windows Mobile.

Una vez que conseguimos orientarnos, Winamp es un programa aún muy potente y probablemente más robusto que alternativas actuales como iTunes. Permite sincronizar sobre WiFi, conectarse a estaciones de radio online, y hasta extraer archivos MP3 de un CD de audio. La librería de plugins que se ha construido alrededor de Winamp en estos años garantiza que, si no encuentras la función en el software, la encontrarás en las librerías de la web, por absurda o especializada que sea.

Winamp también ha perdido alguna que otra característica. Los más veteranos recordaréis una dudosa función llamada Internet TV que invocaba una especie de sintonizador de televisión gratuito con contenidos bastante aleatorios. Esa función, nos tememos, ha desaparecido.

Nos gusta

Incluso a pesar de su edad, Winamp se porta sorprendentemente bien. Gestionar una librería digital de archivos locales sigue siendo más o menos lo mismo ahora que entonces, y Winamp es muy bueno en ese trabajo. La sincronización vía WiFi con smartphones Android a través de su aplicación también es estupenda.

Advertisement

Winamp está repleto de posibilidades y es personalizable al máximo. Te será difícil encontrar un programa que sea tan fácil de modificar o reprogramar. También ayuda el que legiones de programadores lo hayan hecho ya de todas las maneras posibles en el pasado. Sea lo que sea que quieras hacer, es probable que alguien lo haya hecho ya, desde soporte a sintonizadores de televisión, a aplicaciones de remezcla, controles de ritmo o más visualizaciones.

Winamp es también ligero. Donde iTunes es un devorador de recursos, Winamp sigue siendo pequeño y rápido. Puedes hacerlo funcionar en prácticamente cualquier cosa.

No nos gusta

Las raíces de Winamp se remontan a un tiempo en el que acceder a un ordenador era algo que requería ciertos conocimientos mínimos sobre su funcionamiento a nivel de archivos. A veces Winamp obliga a cierto trabajo por parte del usuario. A veces ese trabajo es divertido, otras es directamente fastidioso.

Advertisement

Si tu ordenador es un Mac, Winamp Sync ofrece todas las funcionalidades de Winamp, pero no es, ni mucho menos, tan completo como la versión PC. Es una pena, pero no se llama WINamp por nada.

¿Debería usarlo?

Si tienes una extensa librería musical en tu ordenador, al menos deberías probarlo. El streaming es hoy la norma musical, y puede que Winamp sea tan solo la solución a unos problemas que no tienes. Incluso así, Winamp es fácil y rápido de descargar, y merece la pena solo por conocer de primera mano una pieza viva de la historia de la informática.

Advertisement

De momento no parece que el nuevo propietario de Winamp, Radiology, vaya a hacer cambios en el programa como la esperada función Winamp Cloud que se supone que iba a llegar con la beta de la versión 5.7. Incluso aunque esta novedad nunca aparezca, Winamp sigue siendo el mejor en su trabajo, lo cual es impresionante para un software de su edad. Deberíamos estar contentos de que siga por aquí.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)