Microsoft ha presentado hoy sus resultados financieros para el cuarto trimestre fiscal. La compañía va mejor de lo esperado, con unos ingresos de 23.380 millones de dólares. Sin embargo, sus beneficios aún se hacen esperar, y la razón sigue siendo Nokia.

El beneficio por acción de la compañía ha quedado en 0,55 dólares, seis céntimos por debajo de lo esperado. La parte de Windows ha sido la que más ha tirado del carro, con una subida del 3%. Es probable que la muerte de XP y el cambio de los equipos que aún lo llevaban instalado esté detrás de esta mejoría.

Advertisement

La parte de negocio de Surface ha producido 409 millones en este trimestre. Microsoft aún se resiste a dar cifras de ventas de su convertible. No ocurre lo mismo con Xbox. Se han vendido 1,1 millones de la nueva Xbox One en este período. Las ventas de la consola, sin embargo, siguen por debajo de su principal rival, la PS4. La parte de Microsoft Cloud y servicios también ha experimentado un buen comportamiento.

¿Por qué entonces los beneficios por debajo de lo esperado? La razón está en Nokia. En este trimestre se han vendido 5,8 millones de terminales Lumia, y 30,3 de otros sistemas operativos. Las cifras no son muy elevadas, y los analistas apuntan al excesivo peso de la estructura de la finlandesa como la raíz del problema. Esa es la probable razón por la que el CEO de Microsoft, Satya Nadella, anunció 18.000 despidos recientemente. [vía Microsoft]

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)