No es un secreto que las agencias gubernamentales como la NSA o, en este caso, el FBI, presionan a las compañías tecnológicas para poder tener acceso a sus bases de datos o, si lo prefieres, a tus datos. Tampoco es un secreto que algunas de estas compañías cobran su cuota por estos servicios, pero ¿Cuánto cobran exactamente?

Recientemente, el grupo de hackers conocido como Ejército Electrónico Sirio (Siryan Electronic Army) ha logrado infiltrarse en los servidores de la División de Intercepción Tecnológica (DITU) del FBI. Allí ha encontrado varias facturas de Microsoft en las que se detalla cuánto le cuesta a la agencia acceder a nuestros datos en la empresa de Redmond.

Advertisement

Una factura correspondiente al mes de diciembre de 2012 asciende a 145.100 dólares. Un pequeño cálculo revela que cada visita a nuestros datos le cuesta al FBI 100 dólares. En agosto de 2013, la cifra se eleva a 200 dólares para un total de 352.200 dólares. Cada uno de estos totales es lo que el FBI paga a Microsoft al mes. Teniendo en cuenta que es probable que haya otras facturas de otras compañías, no es difícil suponer que la agencia se gasta millones de dólares al año en fisgonear nuestros datos.

Expertos en derecho consultados por The Daily Dot, que es el medio que primero ha aireado estos documentos, apuntan a que las facturas parecen reales, aunque siempre queda la duda de que se trate de una falsificación realizada desde el propio Ejército Electrónico Sirio. La única buena noticia, si queremos considerarla como tal, es que al menos no les sale gratis ni es una operación en dinero negro, aunque es un pobre consuelo. [vía The Daily Dot]