Lionhead Studios fue uno de los estudios más conocidos en el mundo de los videojuegos RPG (especialmente fuera de Asia) durante las últimas décadas, y Microsoft decidió cerrarlo en abril. Pero su pasado estuvo lleno de momentos polémicos, como cuando se les prohibió usar una mujer o una persona de piel negra en la portada de Fable II.

En el año 2008 salió al mercado Fable II, la segunda entrega de la mítica saga de juegos creada por Lionhead, y dirigido por el conocido Peter Molyneux. Pero al momento de elegir el arte de su portada hubo una discusión entre Microsoft y los estudios de Lionhead, según explica Eurogamer en un extenso artículo de investigación sobre el pasado de esta compañía, con declaraciones de muchos de sus empleados.

Advertisement

Los responsables del arte del juego querían usar a una mujer de piel negra en la portada, como parte de su idea de que en el juego podías ser quien quisieras, y lucir de cualquier forma, independientemente de tu sexo o raza. Pero a Microsoft no le gustó esto y se lo dejó claro a Lionhead:

Texto: Extracto del artículo en Eurogamer, vía Beschizza (Twitter).

“Ellos nos decían: “no pueden tener una persona de piel negra en la portada, ni tampoco una mujer. ¿Y tu quieres una mujer engra?” Y yo les dije que sí, que exactamente eso queríamos, porque se trata de ser cualquier tipo de héroe que quieras ser en el juego. Pero no, al final fue un tipo blanco. Así son las cosas, y nos decían “nosotros sabemos lo que vende y punto, deja de pelear”. Pero yo le dije: “¡jódete!” Y esa fue una pelea horrible.

Al final me dijeron: “¿sabes cuál es la película menos exitosa de Disney”, y les dije que no, por lo que me respondieron: “Adivina, es la Princesa y la Rana. ¿Imaginas por qué?”

Entonces le dije “¡jódete!”, de nuevo. Cómo odié esa discusión.”

La Princesa y la Rana era protagonizada por una princesa de piel negra. No sabemos si lo de que fue la película menos exitosa de Disney es cierto, pero el comentario racista está muy claro.

Finalmente, la portada de Fable II fue esta:

Esta es solo una de las tantas polémicas que están surgiendo relacionadas al pasado de Lionhead y, sobre todo, la complicada relación que tenían con su compañía madre y distribuidor de juegos: Microsoft Game Studios.

Advertisement

Advertisement

Y no está de más decir que, de haber sido así, este comentario racista y sexista es algo que esperaríamos ver en una historia de mediados del siglo XX, no en este milenio.

Al final Lionhead murió después de casi 20 años haciendo juegos maravillosos, y nos dejó con las ganas de un Fable Legends que nunca jugaremos. [Eurogamer vía Beschizza (Twitter)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.