Imagina que recibes un mensaje automático de Outlook informándote amablemente de que tu cuenta está siendo espiada por alguna oscura agencia gubernamental. Suena surrealista, pero puede llegar a ocurrir. Microsoft quiere informar a sus usuarios cuando estos sean objeto de espionaje, y está dispuesta a llevar el caso a los tribunales.

La compañía acaba de interponer una demanda contra el mismísimo Gobierno de Estados Unidos en cuyo texto pide exactamente eso. Hasta ahora, los de Redmond colaboran con agencias como el FBI cuando estas les remiten una orden de registro para examinar las cuentas de correo de un determinado usuario. Esas órdenes comportan también la obligación de Microsoft de ser cómplice del espionaje manteniendo el mismo en secreto.

El problema, según el director de asuntos legales de Microsoft, Brad Smith, es que esas órdenes son ya tan frecuentes que en la compañía están empezando a cuestionar si la necesidad de secreto está justificada en todos y cada uno de los casos. Según explican al Wall Street Journal, en los últimos 18 meses, Microsoft ha recibido 5.624 peticiones de información de las que 2.576 estaban unidas a la orden de mantener el secreto. 1.752 de esas órdenes son indefinidas. En otras palabras, Microsoft debe mantener en secreto la petición gubernamental hasta que se le diga lo contrario. La compañía se ha hartado.

Advertisement

En la demanda, los abogados de Microsoft consideran inconstitucional que el gobierno estadounidense obligue a solicitar el secreto del espionaje. De hecho, en la cuarta enmienda de la carta magna estadounidense se puede leer que los ciudadanos de ese país tienen el derecho a saber si alguna agencia gubernamental registra sus propiedades. La prohibición a la compañía de hablar también vulnera, aseguran, la primera enmienda

Es difícil saber hasta donde llegará la demanda. De momento, el Departamento de Justicia está estudiando el caso y se pronunciará tan pronto termine de hacerlo. [Microsoft vía Wall Street Journal y BoingBoing]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.