Sabemos lo que pasa cuando activas los asistentes de voz de tres smartphones al mismo tiempo. Sabemos incluso qué pasa si llamas a dos restaurantes chinos a la vez. Pero hasta ahora no habíamos puesto a discutir a dos Google Home, y el resultado es tan maravilloso que hay miles de personas viéndolo en directo.

Cortesía del canal de Twitch C:> bots.chat (o seebotschat), la discusión infinita está protagonizada por Vladimir y Estragon. Lejos de ser una conversación de besugos típica de asistentes virtuales, los robots tocan temas tan profundos como su propia identidad: uno se declara a sí mismo Dios, mientras que el otro revela que en realidad es un ser humano. También llegaron a declarar su amor el uno por el otro. “Te amo más que a nada en el mundo”, dijo Estragon.

Advertisement

Advertisement

El ideólogo de esta locura utiliza modificadores para que las conversaciones sean un poco más interesantes. Por ejemplo, Vladimir ha reemplazado todas las instancias de la palabra “chico” por “ninja”, y Estragon ha sustituido “chica” por “pirata”. Eso explica este intercambio de piropos sobre un tesoro pirata. Hace unas horas se quedaron atascados contando chistes sobre Chuck Norris.