Imagen vía: Global News.

Una colección de autos clásicos y de lujo quedó hecha cenizas en un incendio que, hasta ahora, nadie sabe qué comenzó. En el almacén habían más de 40 coches de una pareja de coleccionistas, y ninguno se pudo salvar de las llamas.

El incendio ocurrió en el distrito de Langley, en la provincia canadiense de la Columbia Británica, según reportan desde Global News. La colección pertenecía a una pareja que se encontraba en la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos, asistiendo a una subasta de coches (para añadir más a su colección).

Advertisement

Las llamas eran más altas que el tejado del almacén, como demuestra un vídeo grabado mientras los bomberos intentaban apagar el incendio. Hasta ahora, según comenta a los medios el jefe de bomberos de Langley, las causas del incendio son desconocidas.

La colección constaba de más de 40 coches y estaba valorada en más de 2,3 millones de dólares estadounidenses. Entre las joyas de cuatro ruedas que se perdieron se encuentran un Camaro 1968, un Chevrolet Bel–Air 1961 convertible, dos Pontiac Chieftain 1955 y seis Corvettes clásicos. Es decir, joyas como estas:

Imagen: Cars for Sale (No, este no es el Camaro 1961 que se incendió).
Imagen: Classic Cars. (No, tampoco es el Chevrolet Bel–Air 1961 que fue destruido en el incendio)

La pareja fue notificada del incendio después de que fuera apagado, y comentaron a los medios estar devastados por la noticia. Para ellos, esto era más que una colección, era una pasión invaluable. Según la pareja, algunos de esos coches sencillamente no tienen precio, no pueden ser reemplazados.

“Esto se siente como si hubiésemos perdido un hijo. Y no es por el dinero, debido a que algunos de esos coches no pueden ser reemplazados. Hazme un cheque por el monto que sea, sencillamente no puedes reemplazarlos.”

Las imágenes del incendio no son aptas para apasionados de los coches y el automovilismo que sufran del corazón. [Global News / South Fraser News Servicesvía Jalopnik]

Imagen vía: Global News.
Imagen vía: Global News.