Por aquí somos muy fans de las campañas publicitarias bien hechas, y esta es una de ellas. Para promocionar el Samsung Galaxy S4 a Swisscom, la operadora suiza, se le ocurrió plantear un reto: mirar el móvil fijamente durante 60 minutos. Como el S4 sabe (más o menos) cuándo miras o no a la pantalla, cualquier distracción te haría perder. Si a eso añades decenas de espontáneos molestando alrededor, obtienes un resultado tan cachondo como el de arriba. Un 10 para la idea.