Acabamos de probar el reloj de Samsung con Android Wear, el Gear Live, y sí, es bonito y prometedor. Lo malo es que justo después nos hemos puesto el Moto 360 y, madre mía, es increíble, alucinante. No exageramos. Ahí van nuestras primeras impresiones.

El primer reloj redondo con Android Wear es simplemente espectacular. El Samsung Gear Live es muy bonito, pero aún tiene ese aire de reloj digital. El Moto 360 es como un reloj tradicional, pero con magia por dentro. Es algo grueso, pero ligero y cómodo de llevar. Lo probé con correa de piel negra y gris y no solo eran cómodas, también elegantes y seguras.

Motorola no permitió a nadie mirar la parte posterior del reloj. Muy extraño. Pude echarle un vistazo furtivo a esa zona y vi un agujero en la carcasa de metal. ¿Tal vez porque van a incluir un sensor de ritmo cardíaco? Esperemos que sí, aunque es algo sobre lo que, de momento, Motorola no dice absolutamente nada.

Igual que con el Samsung Gear Live, solo pude utilizar el Moto 360 en modo demostración la mayor parte del tiempo, aunque también pude probarlo un momento fuera de ese modo. Navegar y manejar el interfaz (arriba/abajo para cambiar de tarjetas, derecha/izquierda para entrar en las seleccionadas) era muy rápido y directo.

La pantalla está apagada por defecto, pero se activa cuando mueves la muñeca para ver la hora. Eso debería resultar en algún ahorro de batería. Motorola se negó a ofrecer una estimación de batería en uso normal, por lo que de momento no hay forma de saber cómo se comporta en este frente que, en el caso del Samsung Gear Live, es un punto débil.

La pantalla era muy brillante y con un contraste perfecto de colores. Motorola tampoco lo confirma, pero suponemos que es un panel Super AMOLED.

No pudimos trastear con el Moto 360 durante mucho más tiempo (en el modelo de no-demostración de hecho no nos permitieron mirar el menú de ajustes, tal vez porque aún está por cocinar), pero lo que vimos nos ha dejado impresionados. Si el precio es bueno, el Moto 360 puede ser el smartwatch del año (con permiso del iWatch).

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)