Ha fallecido Andrew Grove, el mítico director ejecutivo (CEO) y presidente de la compañía Intel, que la convirtió en lo que es hoy en día: uno de los fabricantes de procesadores y semiconductores más grandes del mundo. Su legado en la industria de la computación será enorme. Paz a sus restos.

La causa de su muerte no ha sido especificada en el comunicado de la empresa que ayudó a moldear, desde que fuera contratado en el año 1968. No obstante, se sabe que Grove en el pasado sufrió de cáncer de próstata y que durante los últimos años de su vida luchó con la enfermedad de Parkinson.

En el año 1979, 11 años después de pasar a formar parte de la compañía, pasó a ser el presidente de Intel. Ocho años más tarde, en 1987, pasó a ser también su director ejecutivo. Fue una de las mentes más brillantes y emprendedoras en el mundo de la informática, y uno de los pioneros de Silicon Valley. [vía Intel]

Advertisement

***

Sponsored

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)