Por segunda vez el gigante de la red recibe una multa en el territorio europeo por la captura del tráfico de datos de redes WiFi durante el proceso de toma de fotografías para la función Street View, las fotos a pie de calle que acompañan a los mapas. Un tribunal alemán ha condenado a la empresa a pagar una multa de 145.000 euros por haber capturado datos de forma subrepticia, incluidos correos electrónicos, contraseñas, fotos y chats.

Google siempre ha mantenido que estos datos se adquirieron de manera no intencionada y por un descuido de uno de los responsables del proyecto Street View. Los datos, asegura la compañía, no se han utilizado en ninguna de sus actividades.

Advertisement

A la multa alemana le preceden varios casos similares. En EE.UU. la compañía tuvo que hacer frente a una multa de 25.000 dólares al gobierno federal y a más de siete millones de dólares en acuerdos con los diferentes estados del país. En Europa sólo Francia ha multado por el momento a la compañía. En mayor de 2011 multó a Google por un total de 100.000 euros.

La investigación en Alemania comenzó hace tres años y pronto a esta multa se podrían sumar otros países europeos donde también se está investigando [Bloomberg]