El titular no es un error, ni es anacrónico, una pequeña empresa familiar danesa se ha propuesto traer de vuelta uno de esos grandes iconos del siglo XX: las cámaras de 8mm. El resultado del experimento se llama Logmar Super 8, y es la primera cámara de este tipo que se manufactura en 30 años. Estará disponible a partir del próximo mes de diciembre y costará unos nada asequibles $5000 dólares.

Aunque el precio es excesivo si tenemos en cuenta que en muchas tiendas de segunda mano o en mercadillos podemos encontrar viejas cámaras de 8mm por una fracción de ese precio, la Logmar Super 8 viene adaptada a los nuevos tiempos. Dicho de otro modo: lo único que tiene de retro es el formato. Por lo demás, tiene un visor digital, permite grabar el audio en tarjeta SD, cuenta con WiFi para controlarla remotamente y actualizar el firmware, NFC, soporte para realizar timelapses y salida de vídeo.

Está claro que sus potenciales compradores pertenecen a un mercado de nicho, pero puesto que la Logmar Super 8 tiene opciones para grabar sonido bastante completas es probable que interese a cineastas y aficionados que quieran disfrutar de un producto que incorpora la mayoría de los últimos avances tecnológicos pero que al mismo tiempo produce ese efecto vintage de los 8mm y que resulta tan entrañable. [Vía: Nofilmschool]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)