Niño normal y niño microcéfalo. Imagen: Luciano Cosmo / Shutterstock

Este lunes ha nacido en Barcelona el primer bebé español y europeo con microcefalia asociada al zika. No necesita soporte respiratorio y está estable. Su madre se había contagiado el virus en un viaje a Latinoamérica. Cuando volvió a España, los análisis detectaron malformaciones durante la gestación.

Ahora los médicos del hospital Vall d’Hebron de Barcelona confirman que el pequeño tiene “un perímetro craneal bajo” y explican que hará falta una exploración completa para confirmar otras malformaciones detectadas cuando era un feto. Aunque esté monitorizado, el bebé no corre riesgo y su evolución vendrá determinada por la falta de crecimiento de su cerebro.

Advertisement

Advertisement

En España hay 91 casos de zika, de los cuales 21 eran mujeres embarazadas (cinco de las cuales han dado a luz a niños sanos). En febrero, la Organización Mundial de la Salud declaró el estado de emergencia internacional por la propagación del virus, que parecía estar vinculado con complicaciones neurológicas durante el desarrollo del feto. Un estudio concluyó que el virus afecta directamente a las células involucradas en el desarrollo cerebral.

El zika, que tiene como vector el mosquito Aedes aegypti, se ha expandido de forma “explosiva” por Brasil y el resto de América Latina. Algunos deportistas han decidido no viajar a los Juegos Olímpicos de Río por miedo al virus. La esperanza de vida de los enfermos de microcefalia varía según la gravedad, pero suelen ser personas muy dependientes de sus cuidadores. [vía Hipertextual]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.