Hammacher Schlemmer es una conocida cadena estadounidense de gadgets y artículos curiosos. La última incorporación a su catálogo es un sorprendente propulsor submarino personal que haría las delicias de cualquier submarinista. De hecho, es tan supuestamente vanguardista que, para comprarlo necesitarás un permiso específico del gobierno de Estados Unidos.

El dispositivo consiste en un arnés que se sujeta a la cintura y equipa las piernas del submarinista con dos propulsores eléctricos. Estas turbinas son capaces de impulsar al usuario a una velocidad de hasta 3,5 nudos (casi 7 kilómetros por hora) a lo largo de más de 3 kilómetros. Las baterías que usa pueden cambiarse por otras incluso bajo el agua.

La cadena de establecimientos explica que el invento sólo puede ser adquirido por ciudadanos estadounidenses para ser usado en aguas territoriales de ese país. Paradojicamente, también es necesario solicitar un permiso específico al Departamento de Estado. Si esto no es suficiente razón para desistir de hacernos con uno, el dispositivo cuesta nada menos que 31.000 dólares. Mucho nos tememos que habrá que esperar a que la administración estadounidense lo incluya en alguna categoría de productos no peligrosos para la seguridad nacional. [vía Hammacher Schlemmer]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)