Es una pregunta recurrente cada cierto tiempo, y ahora tras el paso de María o Irma, el astrofísico Neil DeGrasse Tyson ha vuelto a deslizarla durante una entrevista. Tyson piensa que deberíamos tratar de aprovechar el poder de los huracanes para nuestro beneficio, en lugar de huir de ellos.

El astrofísico habló sobre la posibilidad durante una entrevista para el Sunday TODAY. En ella discute sobre la necesidad de que el hombre encuentre una manera de adaptarse de forma proactiva al cambio climático, en vez de huir de aquellas zonas donde se acerca una gran tormenta. Entre otras cosas, Tyson sugirió que en vez de evacuar a la gente, deberíamos centrar los medios en inventar una manera de convertir los huracanes en electricidad: 

Estoy cansado de ver fotos con miles de coches que salen de una ciudad porque viene un huracán. ¿Dónde están los ingenieros y los científicos diciendo, en lugar de huir de la ciudad que está a punto de ser destruida por este huracán, déjenme encontrar una forma de aprovechar su energía ciclónica para impulsar las necesidades energéticas de la ciudad que de otro modo va a destruir?

¿Dónde están esas personas? Necesitamos una cultura en la que ese sea el estado natural de la forma de pensar de la gente, en lugar de “voy a comprar papel higiénico! ¡Necesitamos comprar agua! ¡Corre! Ese es nuestro estado natural actualmente, y no creo que haya sido el país en el que crecí.

Huracán Isabel (2003). Wikimedia Commons

Probablemente Tyson sabe cuál es el verdadero problema para que todavía hoy no exista una respuesta a su pregunta. Quizás por ello quiera abrir un debate que encuentre una solución. Mientras que algunos fenómenos como los patrones meteorológicos (e. eólica y solar) y las corrientes de marea son fácilmente explotables para la producción de energía, con los huracanes tenemos un problema: cuando llegan, siempre lo hacen de forma irregular.

Advertisement

Además y teniendo en cuenta su efecto devastador, atrapar la energía de un ciclón tropical de cientos de kilómetros de ancho altamente destructivo es sólo teóricamente posible, y necesitaríamos técnicas de ingeniería sumamente eficientes (e improbables) para los estándares tecnológicos que tenemos hoy.

Con todo, actualmente los científicos están tratando de averiguar cómo disminuir la intensidad de un huracán, a falta de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero, que probablemente aumentarán la intensidad de las tormentas extremas.

Advertisement

El investigador John Moore, de la Beijing Normal University, dice que lo único que podemos hacer es “cambiar la termodinámica del sistema, lo que en gran medida significa cambiar las temperaturas de la superficie del mar”.

Dicho de otro modo, aunque teóricamente no es imposible, la propuesta de Tyson es improbable a corto plazo. Para controlar un huracán de forma que pudiéramos aprovechar la energía ciclónica (en cualquier escala significativa) necesitaríamos un tipo de tecnología que simplemente no existe en estos momentos. [Sunday Today vía Gizmodo]