Oficinas de Netflix en Beverly Hills. Imagen: Netflix.

Netflix ha llamado la atención en los últimos meses por su progresiva pérdida de contenido no original, esto es, el contenido que no está producido por ellos en contraposición a House of Cards o Stranger Things. Yann Lafargue, responsable de comunicación de la compañía, matiza: “Es cierto en Estados Unidos, pero no en España”.

La pérdida de dicho contenido es uno de los problemas que más preocupa a los usuarios del servicio. En solo cuatro años, Netflix ha perdido la mitad de sus películas y series. Algunos la atribuyen a la industria, que poco a poco le va dando la espalda conforme ve a Netflix como un competidor.

Advertisement

Advertisement

Los balones afuera de Lafargue son contundentes, aunque solo aplican al territorio español: “en el año que llevamos en España hemos triplicado las películas y series disponibles” explica en una entrevista a Gizmodo en Español aunque, como es norma en la compañía, evita precisar el número exacto de títulos. Afirma también que seguirán ampliando el contenido, como poco, durante el próximo año.

Hace unos días, la compañía levantaba $800 millones adicionales en concepto de deuda para producir todavía más contenido original. La deuda total asciende ya a los 3 mil millones de dólares Eso parece dibujar un panorama donde el futuro del servicio estará plagado de su propio contenido con una presencia minoritaria para el resto, pero Lafargue desmiente la idea: “La variedad del contenido siempre ha sido el alma de Netflix, y aunque por supuesto promocionaremos el nuestro, nunca será el único que podrás disfrutar en el servicio”.

Yann Lafargue, responsable de comunicación de Netflix. Imagen: Netflix.

Sobre la competencia, Netflix es optimista: “Del mismo modo que nuestra aparición no ha supuesto el cierre de HBO, por ejemplo, la competencia en España no hará sino reafirmar que el futuro de la televisión pasa por el streaming” precisa Lafargue. Está previsto que tanto HBO Go como Amazon Video lleguen a España antes de finales de año.

Para nosotros, competencia es todo lo que haces mientras no estás viendo Netflix” dice rotundo Lafargue, aunque luego suaviza un poco “cualquier rato de ocio que no dediques a Netflix, leer un libro, jugar a un videojuego, es competencia para nosotros. Sabemos, porque lo hemos medido, que disponemos de unos 90 segundos desde que el usuario abre la app para ofrecerle algo que le interesa, si fallamos, normalmente abandona y se pone con otra cosa”.