La captura ha sido editada por Snopes para facilitar la visibilidad del pene. Imagen: Studio 100 / Netflix

Si creciste con La abeja Maya, te alegrará saber que existe una versión animada en 3D para las nuevas generaciones. Se estrenó en 2013 y puedes verla con tus hijos en Netflix. El problema es que ahora falta un episodio, el 35. Y la razón no es otra que lo que ves sobre estas líneas.

Sí, eso es un pene tallado en 2D sobre un tronco CGI. Un imponente miembro viril que alguien dejó ahí, en segundo plano, hace un lustro y de cuya existencia hemos sabido ahora a través de una madre enfadada que subió (y después borró) el siguiente video a su perfil de Facebook:

“Por favor, sean conscientes de lo que están viendo sus hijos”, escribió la mujer antes de que su publicación adquiriera cierta repercusión. El pene estaba oculto en las sombras de la pared del tronco, cual pintura rupestre, pero estaba ahí, como comprobó más tarde Dan Evon de la web Snopes.

Advertisement

La figura fálica podía verse en el minuto 5:30 del episodio 35 de La abeja Maya. El episodio fue retirado hace unas horas de Netflix, pero el resto sigue disponible. Studio 100 Animation, el estudio de animación parisino que animó la serie en 2012, no se ha pronunciado aún sobre el incidente.

No es la primera vez que la presencia escondida de unos genitales o una figura desnuda obligan a retirar una animación. En 1999, una mujer en topless llevó a Disney a retirar millones de copias de Los Rescatadores. Pixar también tiene sus propias referencias adultas en películas como Cars (pero son mucho más discretas que un gigantesco pene tallado en un árbol).

Actualización (25/9). Studio 100 se ha pronunciado por fin sobre el asunto:

Una imagen totalmente inapropiada ha sido descubierta en una escena de cuatro segundos en uno de los 78 episodios de la serie La abeja Maya. El origen de esta imagen proviene obviamente de una broma de muy mal gusto de uno de los 150 artistas que trabajaron en la producción.

Esto es inaceptable para el grupo Studio 100, como propietario de la marca, y de todos sus socios, y no refleja la calidad de su trabajo y sus valores. Studio 100 se arrepiente de este incidente y quiere ofrecer sus más sinceras disculpas a todos los fans de La abeja Maya, al mismo tiempo que toma todas las medidas técnicas adecuadas para solucionar el problema.

[Mirror, Snopes]