Amazon Echo es un éxito dentro de su pequeño nicho de mercado. Sin embargo, en la era de la vigilancia masiva, un altavoz inteligente que está siempre escuchando con su potente juego de micrófonos puede despertar cierto recelo. ¿Pinchó alguna vez el FBI un Amazon Echo? Ni uno ni otro lo confirma o lo desmiente.

Podría parecer una pregunta tendenciosa, pero Amazon Echo es un dispositivo que se conecta a Internet, se coloca en la habitación donde pasas más tiempo y se queda ahí con los micrófonos encendidos 24/7. Y ha vendido más de tres millones de unidades. Es el producto de ensueño para hackers o cuerpos de seguridad con una orden judicial en la mano.

Advertisement

Advertisement

Así que, ejerciendo su derecho a la libertad de información, nuestro compañero Matt Novak preguntó formalmente al FBI si alguna vez había realizado escuchas a través de un Amazon Echo. La respuesta que recibió, lejos de aclarar nada, decía textualmente:

El mero reconocimiento de si el FBI hizo o no estas grabaciones revelaría técnicas, procedimientos y/o pautas (...) Por lo tanto, el FBI no confirma ni desmiente la existencia de ninguna grabación.

Por su parte, Amazon empezó a publicar periódicamente un informe de transparencia en el que declara las solicitudes de datos y órdenes de escuchas telefónicas que recibe de parte de los gobiernos. Hasta el momento sólo ha publicado dos informes, en los que detalló el número de citaciones, órdenes de registro y otras órdenes judiciales relacionadas exclusivamente con su servicio en la nube, Amazon Web Service.

Al ser cuestionado sobre las posibles peticiones de los datos que recopilan sus propios productos, como Amazon Echo, un portavoz de Amazon se negó a comentar si la compañía ampliará el informe de transparencia para incluir este tipo información. De nuevo, nadie confirma ni desmiente nada, lo que añade un aura inquietante a una pregunta que debería ser contestada de manera concluyente. [ZDNet]

Sponsored

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.