El iPhone SE puede ser la respuesta que muchos esperaban a sus peticiones de un iPhone pequeño y más asequible, pero todo tiene su precio. En el caso del SE es una estructura bastante más frágil que la de los iPhone 6 o 6S en cualquiera de sus tamaños. Las pruebas de resistencia no dejan lugar a dudas.

Square Trade lleva años realizando estas pruebas sobre diferentes teléfonos, y acaba de publicar los resultados de castigar al iPhone SE de diferentes maneras. El nuevo terminal, por ejemplo, es muy sensible al agua y apenas resiste unos segundos a remojo sin dejar de funcionar. El iPhone 6S o el S6 Plus no son resistentes al agua en sentido estricto, pero su construcción es lo bastante hermética como para aguantar entre 10 y 30 minutos sumergidos sin más que daños menores.

Advertisement

Lo mismo ocurre con el aluminio de los 6S y 6S Plus, que es de mejor calidad que el del iPhone SE. En las pruebas de caída, el nuevo terminal no se libra de todo tipo de marcas y arañazos. Al someterlo a 178 libras de presión, el terminal también cede de manera catastrófica, cuando al mismo nivel de fuerza los iPhone 6 o 6S tan solo se doblan ligeramente.

Todos estos fallos no son de extrañar si tenemos en cuenta que el diseño y construcción del iPhone SE son esencialmente los mismos que los del iPhone 5S, que nunca presumió demasiado de resistencia. Este es el vídeo. La puntuación final de Square Trade es de solo 5,5. Aprobado raspado. [vía Square Trade]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.