Canonical lleva varios empeñada en conseguir que Ubuntu Phone funcione. Parece dispuesta a tomar las medidas que sean necesarias para conseguirlo, incluida una fallida campaña en Indiegogo. El último intento es el Meizu Pro 5, que hemos probado en el Mobile World Congress de Barcelona. Y no, todavía no es suficiente.

Lo más notable del Meizu Pro 5, a la venta en marzo, es que sus entrañas están repletas de hardware relativamente puntero. En concreto, y como caso más notable, el mismo procesador que el Galaxy S6 montaba el año pasado: el Exynos de 14 nm fabricado por Samsung. ¿El resultado ? Un teléfono correcto, que no malo, y que laguea realizando tareas tan sencillas como las animaciones del teclado o cambiando entre los distintos cajones de aplicaciones de Ubuntu OS.

Para no caer en la hipérbole, es necesario repetir: no, el Meizu Pro 5 no es un teléfono “malo”, no en el sentido estricto de la palabra, es un teléfono sin más que no convence en casi ningún aspecto y que, en cualquiera de los casos, no puede competir contra el resto de teléfonos en el mercado equipados con Android o iOS.

Ese es, fundamentalmente, el principal problema. El catálogo de aplicaciones es limitadísimo más allá del sota, caballo rey que suponen los imprescindibles Twitter y Facebook. No hay Instagram, no hay WhatsApp (aunque si hay Telegram vía una web app) así que la mayoría de funcionalidades del terminal se ven capadas por dicho detalle. No hay vida más allá de las web apps, y el sistema operativo solo no es suficiente. A Symbian también le ocurrió antes de morir.

Advertisement

Advertisement

Es el listón que establece el “es correcto, sin más”. No es un problema aislado de Ubuntu, Sony se enfrenta a algo parecido con sus Xperia aunque a otra escala.

En su caso no hay problema con las aplicaciones dado que sus terminales funcionan sobre Android pero son, simplemente, anodinos. No hay nada destacable ni notorio en ellos, nada que los diferencie de una competencia cada vez más agresiva: Samsung por arriba y los fabricantes chinos por abajo.

¿Conseguirá alguna vez Ubuntu Phone ser relevante y triunfar donde otros gigantes como Windows Phone ya han fallado (o están a punto de)? Hoy por hoy, parece dudoso, y el Meizu Pro 5 no es la solución a ningún problema.


Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)