Foto: Carlos Claudio / US Air Force (vía Popular Science).

El F-22 Raptor es un avión caza militar bimotor fabricado por Lockheed Martin y que cuenta con la posibilidad de disparar misiles de corto y mediano alcance o hasta ocho bombas inteligentes. Pero nada de eso importa cuando un enjambre de miles de abejas se posan en sus alas y lo inutilizan por completo.

O al menos esto es lo que ha sucedido en una base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, donde militares han encontrado miles de abejas sobre varias partes de un caza F-22, y les ha impedido utilizarlo. Eso sí, no es que el avión no pueda despegar por culpa de estas abejas, sino que hacerlo supondría matar a la gran mayoría de estos seres vivos que sencillamente se han posado allí persiguiendo a su reina.

Advertisement

Advertisement

Eso, además de que es probable que ninguno de los pilotos quisiera acercarse al avión... por si acaso.

Uno de los miembros de la base, el Sargento Jeffrey Baskin, decidió no tomar acciones por sus propias manos sino llamar a los expertos, y así un entomólogo se dirigió a la base aérea de Langley-Eutis, en el estado de Virginia, para retirar las abejas usando las técnicas que solo los expertos conocen, incluyendo una aspiradora diseñada para atraparlas y mantenerlas vivas, mientras las trasladan a otro sitio.

La teoría del entomólogo sobre por qué estas abejas eligieron este caza como su nuevo hogar tiene que ver, cómo no, con la reina del enjambre. Es posible que mientras viajaban de un lugar a otro la reina se haya cansado o se sintió atraída por algo en el avión, y al posarse allí su enjambre no ha podido hacer otra cosa más que seguirla y acompañarla, como los fieles súbditos que son. [Fuerza Aérea de los Estados Unidos vía Popular Science]

Más fotos del enjambre que “inutilizó” un caza F-22 Raptor

Foto: Carlos Claudio / US Air Force (vía Popular Science).
Foto: Carlos Claudio / US Air Force (vía Popular Science).

Aunque no podemos dejar de pensar en lo que sentirían estos pilotos solamente de estar cerca de tantas abejas


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.