Resulta difícil de creer, pero no hay CGI detrás de esta fascinante figura humana hecha con gotas de agua. Tan solo un espectacular trabajo que implica la creación de una impresora 3D fabricada a medida, y animación mediante la técnica tradicional de Stop Motion. El resultado es brutal.

La figura es un trabajo del realizador James Medcraft para un anuncio de Gatorade, y no puede decirse que haya sido fácil. En primer lugar han creado una impresora 3D cargada con agua que escupía la figura de una deportista captada mediante captura de movimiento. Cada descarga de agua correspondía a un único fotograma.

Advertisement

Después, Medcraft y su equipo han sincronizado una cámara Arri de Alexa montada en un brazo robótico Milo con un juego de flashes de alta velocidad. Tras 5 días grabando en el estudio y 11 editando, han logrado crear una figura humana a tamaño real compuesta de pequeñas gotas de agua y que parece moverse en el aire como por arte de magia. Este es el anuncio para Gatorade:

Y este el vídeo en el que explican cómo se hizo:

[vía Mashable]