No acaba de llegar la luz al final del túnel para Nintendo. La compañía acaba de presentar los resultados financieros correspondientes al último año fiscal (que finaliza en marzo), y no son buenos. Nintendo reporta pérdidas por valor de 457 millones de dólares .

La compañía no duda en apuntar a la Wii U como la principal causa de estas pérdidas. En el reporte financiero oficial se dice:

Las ventas globales de hardware y software relacionado con la Wii U en este año fiscal alcanzaron los 2,72 y 18,6 millones de unidades respectivamente. El hardware de la Wii U sigue teniendo un impacto negativo en los beneficios de Nintendo. Esto se debe principalmente a las malas cifras de ventas en Estados Unidos y Europa. Las ventas de software, aunque tienen un amplio margen de beneficios, no crecieron lo suficiente.

Nintendo ha vendido un 20% menos de consolas Wii U respecto a 2013. Las ventas totales de la consola, desde que salió al mercado en noviembre de 2012, han alcanzado los 6,17 millones de unidades. La PS4, por citar una referencia, lleva ya siete millones de unidades vendidas desde su lanzamiento un año después, en noviembre de 2013.

Advertisement

Aunque se ha quedado un poco por debajo de las expectativas de crecimiento de Nintendo, la 3DS sigue siendo el salvavidas de la compañía. La portátil ha logrado vender 12,24 millones de unidades y 67,89 millones de juegos. Para mejorar estas cifras, Nintendo planea aumentar el número de títulos de DS disponibles en la consola virtual de Wii U, y añadir nuevo software que aproveche más las posibilidades del Gamepad, su elemento diferenciador. [Nintendo]