Hace apenas unos días dos equipos de hackers lograron acceder a la Nintendo Classic Mini para instalar más juegos por USB. Nintendo sabía que esto iba a pasar tarde o temprano, así que se molestó en dejar un entrañable mensaje escondido en la versión japonesa de la consola.

En Japón, la Nintendo Classic Mini no se ha comercializado como la conocemos en los mercados europeo y americano. En su lugar lo ha hecho una versión reducida de la Famicom. La consola tiene diferentes juegos (todos en japonés), pero utiliza el mismo emulador. El mensaje oculto en su código parece dirigido a los hackers, pero no es ninguna advertencia de copyright ni nada parecido. El mensaje lo firma un tal capitán Hanafuda, y dice:

Advertisement

Al habla el capitán Hanafuda. Iniciando emulación en, 3, 2, 1... Han sido necesarios muchos esfuerzos, lágrimas e incontables horas para crear esta joya. Por favor, mantén el lugar ordenado y no rompas nada. ¡Saludos! Capitán Hanafuda.

La referencia proviene de las cartas Hanafuda, que son unos naipes tradicionales japoneses. Nintendo comenzó su andadura en 1889 precisamente fabricando estas barajas. Aún no hay constancia de que el mensaje esté en la NES Classic fuera de Japón, pero no nos extrañaría que también fuera así.

[Bakueikozo vía Eurogamer]