Nintendo y The Pokémon Company ya han baneado a casi 6.000 jugadores de Pokémon Sol y Pokémon Luna durante los últimos días por alterar a personajes del juego mediante trampas. La conclusión es: no debes hackear tus juegos.

Hace algunas semanas apareció una nueva herramienta para hackear los nuevos títulos de Pokémon, para mejorar a las criaturas hasta alcanzar niveles muy altos y conseguir todas las habilidades posibles, incluso algunas que no deberían tener ciertos pokémon.

Advertisement

Advertisement

Desde Serebii reportan que The Pokémon Company se ha percatado de esto y comenzaron a tomar medidas: todo jugador al que descubran haciendo trampa en Sol y Luna será baneado permanentemente de las funciones en línea del juego. A partir de ese momento les será imposible acceder a las partidas online contra otros jugadores y participar en las misiones globales.

Lo que hacen los jugadores tramposos es “alterar los datos guardados” de sus partidas con pokémon modificados. De esta forma consiguen ventajas injustas ante los jugadores (o entrenadores pokémon) que han mejorado a sus criaturas de forma tradicional.

El problema de esto es que incluso un jugador inocente puede ser baneado si llegase a intercambiar un pokémon con algún tramposo. Es decir, si cambias tu Charizard por un Mewtwo que había sido hackeado y no lo sabías, pagarás las consecuencias.

Sponsored

Nintendo asegura estar trabajando en perfeccionar la manera en la que detecta a los tramposos. Sin embargo, mientras tanto seguirán dejando caer el peso del martillo de baneo sobre todos los tramposos. [The Pokémon Company / Serebii vía Destructoid]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.