La comunidad gay está cada vez más molesta con la actitud de Nintendo hacia la homosexualidad. La compañía ha rechazado de nuevo la posibilidad de que jugadores del mismo sexo aparezcan como pareja, o contraigan matrimonio en el videojuego social Tomodachi Life.

La polémica en torno a este juego para Nintendo DS se remonta a su lanzamiento en Japón, en abril de 2013. El simulador social batió récords de ventas, pero Nintendo pronto se encontró con que algunos jugadores del mismo sexo mostraban abiertamente sus relaciones afectivas en el mundo de juego, se establecían como pareja, e incluso criaban a hijos virtuales.

Advertisement

La compañía lanzó un parche para impedir estas actividades explicando que se trataba de un error del juego, lo que le valió no pocas críticas en redes sociales. Aunque la sociedad actual japonesa es más permisiva con la unión de personas del mismo sexo, el matrimonio gay es todavía ilegal en Japón.

Tomodachi Life llega este mes de junio a Europa y Estados Unidos. En este último país, una plataforma denominada Miiquality ha recogido firmas para pedir a Nintendo el levantamiento de esta prohibición en la versión occidental del juego. La compañía, sin embargo, ha reiterado su firme negativa al respecto. Su único comentario ha sido el siguiente. [The Guardian]

Nintendo nunca ha intentado hacer crítica social con el lanzamiento de Tomodachi Life. Las opciones de relación en el juego representan solo un mundo fantástico, no una simulación de la vida real. En la compañía hemos escuchado y considerado cuidadosamente todas las propuestas y vamos a seguir haciéndolo. Estamos aprovechando esto como una oportunidad para comprender mejor a nuestros consumidores y sus expectativas de nosotros en todos los niveles de la organización.