Se llama Nissan BladeGlider, y en esta foto parece un deportivo normal, pero eso es solo porque estáis viendo su parte posterior. La carrocería del BladeGlider se estrecha en el frontal hasta formar una cuña en la que el conductor ocupa un único asiento con dos puestos posteriores para pasajeros. Fijaos bien en las fotos de este extraño deportivo porque, además, Nissan tiene planeado convertirlo en un modelo comercial.

La idea detrás del BladeGlider lleva desde finales de 2008 en el banco de pruebas de la compañía, y diversos prototipos preliminares como el Nissan Zeod han participado en pruebas deportivas como las 24h de Lemans. El vehículo se muestra estos días en el Tokio Motor Show, que es donde Nissan ha comentado que ya está casi maduro para entrar en producción.

Advertisement

Además de para mejorar su coeficiente aerodinámico, la peculiar forma del coche (con un frontal que apenas supera el metro de anchura) permite al piloto tener unas vistas de unos 270 grados sin objetos que le bloqueen la visión. Construido sobre una carrocería de fibra de carbono, el BladeGlider integra un motor eléctrico que se conecta directamente a las ruedas motrices, en la parte trasera. Os dejamos con una larga colección de imágenes que muestran en detalle los lujosos acabados de este prototipo. [GizMag]