¿Realmente ha destrozado este adorable niño su smartphone por confiar demasiado en la resistencia de la funda? Este nuevo vídeo viral es demasiado bueno para ser cierto. Nosotros creemos que se trata de un montaje.

La puesta en escena es perfecta. Un niño que sin duda se considera el futuro de los vídeos de análisis de gadgets muestra los poderes de su nueva funda protectora. Para su sorpresa, la pantalla del smartphone se hace añicos igualmente tras recibir un par de golpes de martillo. La cara del niño es un poema.

Advertisement

Pero cuidado con la mano oculta entre bambalinas. Justo después de que el niño pose el móvil en la mesa, la cámara sube sin razón aparente mientras el protagonista sujeta el martillo. El móvil queda fuera de plano durante unos segundos a partir del :09. Es tiempo suficiente para que un ayudante sustituya el smartphone bueno por uno que ya está roto.

Por otra parte, la reacción del niño parece un poco forzada. No parece la reacción natural de alguien que acaba de hacer añicos su smartphone. Sea como fuere, el vídeo ya ha pasado las 800.000 visitas y muchos lo dan por bueno.

Advertisement

Personalmente, creo que el vídeo sigue siendo divertido incluso aunque el pobre amiguete no haya roto de verdad el móvil. Todos conocemos a alguien que, por exceso de confianza, se ha acabado cayendo de morros. Este vídeo es el ejemplo perfecto de ese tipo de conducta en forma de gadget. Es divertido, sí, pero completamente falso.

Este post se ha publicado originalmente (en inglés) en nuestro blog hermano Factually.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)