Un equipo de cirujanos del departamento de cirugía plástica reconstructiva de la Universidad Stellenbosch y del Hospital Tygerberg, en Sudáfrica, acaban de realizar con éxito la primera operación quirúrgica de trasplante de pene de la historia. Sí, de pene.

El paciente objeto del trasplante, cuya identidad no ha trascendido, había perdido completamente su órgano hace tres años debido a complicaciones surgidas tras una operación de circuncisión rutinaria. En Sudáfrica no es raro que haya que amputar completamente el pene a algunos hombres debido a infecciones y problemas tras estas intervenciones tradicionales en el país.

Advertisement

Después de nueve horas de operación, los médicos lograron implantar con éxito un nuevo miembro completamente funcional. El miembro provenía de un donante fallecido que había dado permiso en vida para que usaran todos sus órganos.

Aunque la idea de trasplantar el pene es un poco rara, lo cierto es que este procedimiento quirúrgico es muy complejo debido a la cantidad de terminaciones nerviosas, músculos y vasos sanguíneos que tiene esta zona del cuerpo. La operación solo se había intentado antes en una ocasión en China en 2006, y se logró realizar, pero al final no tuvo éxito debido a problemas psicológicos del paciente dos semanas después de la operación.

Advertisement

Esta nueva intervención se ha realizado hace ya tres meses, pero no se había hecho pública hasta ahora precisamente para asegurarse de que no había secuelas o complicaciones psicológicas posteriores. El éxito de la operación abre la puerta a mejorar la vida de miles de hombres que han sufrido daños graves en ese órgano.

El equipo que ha participado en la intervención confiaba en que el órgano trasplantado alcanzara plena funcionalidad en un plazo de dos años, pero está tardando mucho menos. “Estamos muy sorprendidos de lo rápido que se está recuperando. El paciente se encuentra bien, y está feliz” ha señalado Andre Van der Merwe, especialista en urología de la Universidad Stellenbosch y cirujano jefe durante la intervención. [Stellenbosch University vía Bloomberg]

Fotos: Stellenbosch University

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)