El Pip-Boy, para los no iniciados, es la computadora de muñeca que llevan los protagonistas de la saga de videojuegos Fallout. En el juego hace de todo, desde detectar radioactividad a reproducir grabaciones en cinta. Esta réplica no hace eso, pero está tan bien hecha que la querrás tener decorando el salón.

La réplica es una edición limitada oficial creada por Bethesda y es cara. Eso sí, no es una funda para smartphone como la que se comercializó junto al juego en su lanzamiento. Esta cuenta con unas cuantas funciones que tratan de justificar su precio cuando nuestra pareja acuda a nosotros escandalizada con la factura en la mano.

Advertisement

Advertisement

En esencia, es un manos libres Bluetooth que se conecta al smartphone y nos permite atender llamadas y mensajes mediante una aplicación. Su base integra unos altavoces y funciona como reloj despertador. La pantalla también muestra las animaciones del juego para los que quieran utilizar la réplica como accesorio de Cosplay.

Todo el conjunto se alimenta de baterías recargables y cuenta con una espectacular caja a juego para conservarlo. La réplica cuesta 350 dólares y comenzará a venderse en noviembre desde Thinkgeek. Solo habrá 5.000 unidades disponibles a la venta desde Estados Unidos, Canadá o Australia. [vía Bethesda]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.